viernes, 28 de enero de 2011

Masa de Hojaldre y Croissants


Whole kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de Enero nos invita a preparar todo un clásico de la gastronomía francesa, Masa de Hojaldre.

Cuando vi la propuesta de este mes, me entró un poco de miedo, porque con el horno tan desastroso que tengo, este tipo de masas se me resisten mucho. No suben, no se cuecen uniformemente ni tampoco quedan crujientes.
Pero por alguna cosa las chicas de CWK lo llaman retos no? Así que me puse a ello.

La elaboración de la masa la he seguido al pie de la letra, ya que las pocas veces que he hecho masa de hojaldre ha sido incorporando la mantequilla a los ingredientes en seco, y en este caso se añade cuando ya tenemos la masa compacta en una bola. Y a base de pliegues se va incorporando a dicha masa. Aquí podéis ver un video del proceso de integración de la mantequilla y el amasado.
Aunque el proceso es lento, ya que los tiempos de reposo son varios,el resultado es fantástico. Se obtiene una masa muy blanca, melosa, y muy manejable.


Así que con una masa tan elástica, decidí hacer unos mini croissants, ya que son más fáciles de cocer en mi horno y la verdad, no me he llevado ninguna decepción. Son unos bocaditos ideales para el desayuno. En casa volaron en un momento. Esponjosos, crujientes y con el relleno de chocolate, tremendos.



Masa de Hojaldre:

Ingredientes:
200 ml. de agua fría.
14 gr. de sal fina (1 cdta.)
500 gr. de mantequilla de gran calidad a temperatura ambiente
150 gr. de harina rica en gluten (harina de fuerza)
250 gr. de harina común

Ingredientes Croissants:
1 tableta de chocolate Nestlé postres para el relleno de los Croissants
Azúcar
Leche

Preparación de la masa de hojaldre:
Ponemos el agua fría y la sal en un bol, dejamos que esta se disuelva lentamente. Fundimos en un cazo 75 gr. de mantequilla. Colocamos en un cuenco la harina rica en gluten y la corriente, añadimos el agua salada y luego la mantequilla fundida, removiendo con regularidad pero sin amasar demasiado.
Formamos una bola, la aplastamos entre las manos, la envolvemos en film transparente y la dejamos reposar 2 horas en el frigorífico a unos 4º.
Cortamos el resto de la mantequilla en trocitos, los depositamos en un cuenco y la ablandamos mediante una espátula, hasta que tenga la misma consistencia que la bola.
Cuando la masa haya reposado lo suficiente, enharinamos  levemente la superficie de trabajo y extendemos la bola con el rodillo hasta un grosor de 2 cm, dejando más altura en el centro que en los extremos.
Extendemos la masa formando un cuadrado de ángulos bien rectos y ponemos la mantequilla en el centro. 
Plegamos la masa en tres, como para formar un sobre rectangular. Hemos dado a la masa la primera “vuelta”. La dejamos reposar 2 horas en la nevera.
Giramos la masa 45º, la extendemos en un rectángulo del mismo tamaño que el anterior, lo plegamos en tres como la primera vez,acabamos de dar la 2ª vuelta. Dejamos reposar la masa nuevamente durante 1 hora como mínino en la nevera. Proceddemos del mismo modo hasta haber hecho 6 vueltas, de dos en dos, dejándola reposar cada vez 2 horas en el frigorífico.
En cada vuelta, marcamos con la presión de los dedos en la parte superior de la masa para acordarnos del número de vueltas efectuado. Conservamos la masa en el frigorífico hasta que tengamos que usarla.


Preparación de los Croissants:
Sacamos nuestra masa de la nevera. La cortamos en 3 trozos. La extendemos sobre una superficie enharinada y con el rodillo la amasamos hasta obtener un rectángulo. Con un rodillo de pizza, cortamos la masa en triángulos, de arriba a abajo de toda la masa.
Cojemos un triángulo de la parte más ancha y procedemos a enrollar con la palma de la mano. (si los queremos rellenos de chocolate,en todo el proceso de enrollado le vamos añadiendo pequeños trocitos de chocolate, en cada vuelta un poquito) Tiene que  quedar todo el tríangulo enrollado con la punta hacia arriba. Doblamos un poco los extremos del croissant y lo colocamos en una bandeja de horno. Hacemos los mismo con el resto de triángulos. Pintamos con leche y los acabamos con un poco de azúcar en el top.

Horneamos aproximadamante 10 minutos, o hasta que veamos que la masa está crujiente y los croissants esten dorados.


Espero os anime a probarlo
Feliz Fin de Semana!
Ingrid

lunes, 24 de enero de 2011

Focaccia de cebolla y queso de cabra

Hace unos meses cuando publiqué la primera Focaccia que hice, y me quedé tan encantada con el resultado, ya os dije que seguiría buscando nuevas recetas y nuevas combinaciones de ingredientes. Y qué mejor que la visita de un amigo, amante de la cocina italiana, para ponerme manos a la masa.
La verdad es que ha sido un placer hacer esta Focaccia, porque aunque tenga su tiempo importante de levado, el trabajo es mínimo y el resultado fantástico, de miga gruesa y super esponjosa.  La verdad es que me encanta esta masa, es muy fácil de trabajar, y tiene muchas posibilidades, creo que me estoy haciendo super fan de ella, no se nota verdad? aunque no abandono mi pasión que ya tengo por la masa de pizza, el ritual de la cual sigue siendo el Viernes por la noche.
Esta versión es bastante suave, aunque parezca que la combinación de cebolla con el queso será potente, la verdad es que queda melosa, y ligera de sabor, aunque no menos sabrosa.
La cebolla cortada en juliana muy fina,queda completamente integrada en la masa y muy tierna y el queso de cabra muy doradito y bueno.
Sin duda es otra buena opción para degustar de este pan-pizza de textura extraordinaria.

Focaccia de cebolla y queso de cabra:

Ingredientes para 4-6 perosnas:

500 gr de harina de fuerza.
1 cuchrada de albahaca.
1/2 cucharadita de azúcar.
2 cucharaditas de levadura de panadería.
2 cucharaditas de sal.
325 ml de agua tibia.
2 cucharadas de aceite de oliva, y un poco más para engrasar.

Cobertura:
2 cebollas blancas grandes cortadas en juliana. Muy fina.
15-16 rodajas de rulo de queso de cabra.



Preparación:
En un bol mezclamos la harina, la albahaca, el azúcar, la levadura y la sal.
Incorporamos el agua y el aceite mezclados, y trabajamos los ingredientes hasta obtener una masa maleable. Si queda demasiado seca, añadimos más agua. y si queda demasiado pegajosa, añadimos un poco de harina.
Trasladamos la masa a una superficie de trabajo enharinada y amasamos durante 10 minutos aproximadamente.
Colocamos la masa en un bol engrasado con aceite, lo tapamos con film transparente y la dejamos en un lugar cálido durante 1 hora o hasta que doble su tamaño.


Sacamos la masa del bol y la amasamos un poco más. Le damos la forma de un rectángulo y la colocamos en una fuente refrectaria engrasada con bastante aceite. La masa debe quedar untada por ambos lados. Con los dedos hacemos algunas hendiduras en la misma.
Colocamos la cebolla por toda la superficie y colocamos encima las rodajas del queso de cabra. Dejamos reposar en un lugar cálido aproximadamente 1 hora. (puede ser un mínimo de 10 minutos si no tenéis tiempo, pero para quede tan esponjosa, mejor dejarla 1 hora)

Precalentamos el horno a 220 ºC. Horneamos la Focaccia unos 20 minutos o hasta que veamos que los bordes de la masa estan dorados y crujientes y los ingredientes cocidos y dorados.

Quería dar las gracias a Ivana de My Little things, que ha tenido el detallazo de pensar en mí entre otros 14 colegas, para darme el premio Stylish Blogger Award.  También a las chicas de Tast de Cuina que también han pensado en mí para el premio  y a la maravillosa Nee de Le Petit Chat Rose.



Yo no creo ser capaz de darlo sólo a unos pocos blogs, por lo que el premio va para todos vosotros que me animáis día a día a seguir. Y el premio también dice que comentes 7 cosas que te definan o te gusten.

1 Soy una persona muy perfeccionista. En algunas cosas es una virtud, en otras cosas no tanto.
2 Me encanta disfrutar de las pequeñas cosas del día a día. Creo que esto hace que la vida sea mucho mejor.
3 Amo la naturaleza, y el mar, y tengo la suerte de disfrutar de las dos viviendo en L'Estartit.
4 Me encanta no haber abandonado nunca la niña inquieta y traviesa que llevo dentro.
5 Creo que tengo un problema grave con los libros de cocina.... mi capricho mensual es la compra de uno, dos...o tres :)
6 Me gusta mucho hacer deporte, cuando empieza a hacer buen tiempo salgo a correr o cojo la bici y me pierdo por el campo.
7 No sería nadie sin las personas que me importan y las que comparten conmigo mis ilusiones, y mis momentos más duros.


Feliz Semana!

Ingrid

martes, 18 de enero de 2011

Mini Cocottes de merluza sobre lecho de patatas violetas y puerros

Recordáis que cuando fuimos a Francia os dije que me había comprado un regalo de Navidad y que tenía unas ganas locas de estrenar? Bueno pues aquí tenéis uno de mis más deseados regalos, un kit de 4 mini cocottes de diferentes colores. Y digo uno porqué cual fue mi sorpresa (ya que no tenía ni idea) cuando al abrir los regalos también estaba su hermana mayor. Una gran cocotte de color lila. Realmente preciosa. Amor a primera vista.
Aunque estas peques no se quedan atrás. Son divinas, se nota la calidad solo con verlas y con el libro de recetas dulces y saladas que lo acompañaban realmente se les puede sacar mucha utilidad. No sólo tenemos la super conocida " huevos en cocotte", sino que cualquier plato que se nos ocurra lo podemos aplicar al formato de las minis. Como la receta que hoy os presento.

Hace unos días, cuando fui al mercado me llevé una gran sorpresa y alegría al encontrar patatas violetas. La verdad es que nunca las había encontrado y no las conocía hasta hace poco cuando Marcela del blog  For the love of food travel and wine preparó unos ñoquis con patatas de colores, aportándole al plato un colorido fantástico.
Pues justo al llegar a casa me puse a investigar en mis libros de cocina alguna receta a la que incorporar estas patatas, y entonces vi que había una receta en el libro de mini cocottes precisamente con ellas.
Queda un plato muy vistoso, sabroso y super suave. Apto para estos días post vacacionales y de platos ligeros.

Mini Cocottes de Merluza sobre lecho de patatas violetas y puerros.

Ingredientes para 4 personas:

300 gr de filetes de Merluza.
300 gr de patatas violetas, o de cualquier clase.
2 puerros pequeños. La parte más blanca.
Aceite de oliva.
120 ml de crème fraîche.
2 cucharadas de mostaza a l'ancienne.
Sal fina.
Pimienta molida.


Preparación:

Precalentamos el horno a 200 ºC.
Engrasamos 4 mini cocottes con un poco de aceite.
Pelamos las patatas  y las cortamos a daditos. Las lavamos y cortamos los puerros a rodajas pequeñas. Ponemos las legumbres en un gran bol y regamos con un poco de aceite y una pizca de sal. Dividimos la preparación en las 4 mini cocottes. Las tapamos y horneamos unos 20 minutos.

Preparamos la salsa mezclando la crème fraîche, la mostaza y una pizca de sal y pimienta.

Cortamos los filetes de merluza en pequeños trozos. Sobre la base de patatas colocamos 2 o 3 trozos de pescado, regado con 1 cucharada de aceite de oliva y con 2 cucharadas de salsa. Las devolvemos al horno, sin tapar, y las dejamos 10 minutos más.

Antes de servir espolvorerar con un poco de fleur de sel y pimienta molida.

Espero que os anime a probarlo
Ingrid

viernes, 14 de enero de 2011

Chocolate Ganache Cupcakes


Sé que todavía queda bastante para el día de San Valentín, la verdad es que no acostumbro a celebrarlo, pero cuando se refiere al mundo culinario, lo celebro todo, cualquier ocasión especial es una excusa para preparar unos deliciosos y sencillos cupcakes, los cuales adoro como sabéis.


Estos cupcakes son sencillamente adorables, fáciles de hacer y super chocolateados. Pero con una miga muy esponjosa y un ganache suave y crujiente, ya que incorpora virutas de chocolate. El toque romántico lo aportan estas pequeñas flores de fondant, pero podemos personalizar el cupcake con la temática deseada, a vuestra imaginación.


Aprovecho esta receta para participar en el concurso que organiza Davinia del blog Cupcakelosophy, dedicado a los cupcakes.


Chocolate Ganache Cupcakes:

Ingredientes base para cupcakes:
(aproximadamente 36 unidades)

3 tazas de harina para pasteles
1 tazas de harina común.
1/2 taza de chocolate puro en polvo.
3/4 cucharadita de bicarbonato sódico.
2 1/4 cucharaditas de levadura en polvo.
1 1/2 cucharadita de sal.
1 taza y dos cucharadas de mantequilla a temperatura ambiente.
2 1/4 tazas de azúcar.
5 huevo grandes y 3 yemas de huevo a temperatura ambiente.
2 tazas de buttermik a temperatura ambiente ( o en su defecto, en cada taza de leche le añadimos una cucharada de zumo de limón)
2 cucharaditas de extracto de vainilla.

Ingredientes para el Ganache de Chocolate:
500 ml de nata líquida con 35 % de materia grasa
500 gr de chocolate negro especial cobertura
1 café

Preparación:
Precalentamos el horno a 180 º C.
Prepramos nuestros moldes para cupcakes.
Mezclamos en un bol las dos harinas tamizadas, el chocolate en polvo,el bicarbonato sódico, la sal y la levadura.
Con una batidora eléctrica, mezclamos la mantequilla y el azúcar, a  velocidad media-alta hasta que quede suave y cremosa. Reducimos a velocidad media e incorporamos los huevos, uno en cada tiempo, hasta que esten bien integrados a la mezcla. Añadimos las yemas y seguimos batiendo hasta combinar. Reducimos a velocidad baja e incorporamos la mezcla de harinas y chocolate en tres tandas, alternando con dos adiciones del buttermilk, y seguimos batiendo hasta que nos quede una masa uniforme. Por último, añadimos el extracto de vainilla y mezclamos bien.
Dividimos la masa en nuestros ya preparados moldes para cupcakes, unos 3/4 de capacidad y horneamos aproximadamente unos 20 minutos, o hasta que al introducir un palillo salga limpio.
Dejamos enfriar en una rejilla.

Preparación del Ganache de Chocolate:
Ponemos en un bol la nata líquida y la calentamos a fuego lento sin que llegue a hervir.
Incorporamos el café y el chocolate en pequeños trozos. Vamos mezclando con una espátula de madera hasta que el chocolate esté totalmente deshecho. Guardar en la nevera un mínimo de 4 horas antes de su utilización. Pasadas 2 horas, sacamos el Ganache de la nevera y le incorporamos unos 30 gr de virutas de chocolate ( si deseáis trocitos). Mezclar bien y volver a poner  en la nevera.

Decoración de los cupcakes:
Con una manga pastelera, con un corte en la punta del tamaño deseado, procedemos a decorar el cupcake con 3 vueltas de Ganache.
Decoramos con pequeñas flores hechas con fondant, teñido de rojo, cortado en tiras de 1 cm de ancho x 6 cm de largo y enrolladas hasta obtener la forma de flor.


Espero que os anime a probarlos
Feliz fin de semana.
Ingrid

domingo, 9 de enero de 2011

Sopa de Almejas

Después de superar este continuo desfile de aperitivos, comidas copiosas, pasteles,turrones y dulces de todo tipo, apetece volver a la normalidad de cada día y disfrutar de las cosas sencillas, suaves y ligeras.
Me encantan las sopas. Casi nunca faltan en la mesa. En invierno bien calientes y completas y en verano frescas y suaves.
Tenemos una cantidad infinta de ingredientes y sabores a combinar, por lo que podemos ir experimentando con texturas y aromas distintos en cada una de las que hagamos.
La sopa de almejas es suave pero con un sabor intenso. Se puede preparar de muchas maneras y con más o menos ingredientes.
Hace algunos años cuando estuve en San Francisco tuve el placer de degustar una de las más sabrosas crema de almejas de la cuidad, famosa entre muchas otras cosas por este plato.El Restaurante se llama Scoma's y está cerca del puerto, es realmente hermoso. La servían dentro de un gran pan redondo. Podéis ver la historia de esta sopa aquí.
Mi versión es más suave y con un toque diferente, ya que he incorporado Rovellons, que le dan un toque fantástico.
Con esta sopa hago mi aportación al HEMC de este mes de Enero dedicado a este plato.


Sopa de almejas (Clam Chowder):

Ingredientes:
2 filetes de merluza
1 1/2 cebollas picadas
875 ml de agua
1 kg de almejas
2 cucharadas de aceite de oliva.
185gr de Rovellons, o champiñones en pequeños trozos.
125 ml de leche.
1 cucharada de harina de maíz.
60 ml de vino blanco seco.
Preparación:
Poner la cebolla y los lomos de merluza en una olla con los 875 ml de agua, y llevar a ebullición. Bajar a fuego lento, tapar y dejar cocer 15 minutos. Sacar los lomos de merluza, y colar el caldo. Reservar.

Poner las almejas en un bol de agua fría y dejar unos 10 minutos. Rasparlas para sacar las halgas y ponerlas en un cazo con 2 dedos de agua, tapar y calentar hasta que se abran. Colar el caldo y reservar.

En un cazo grande cocer los rovellons con la media cebolla hasta que estén tiernos. Añadimos el caldo de pescado, el caldo de las almejas y la leche. Llevamos a ebullición, incorporamos la harina de maíz y el vino. Removemos hasta que quede suave y la harina de deshaga.
A la hora de servir, añadimos los lomos de merluza en pequeños trozos y las almejas.

Espero os anime a probarlo.
Ingrid

miércoles, 5 de enero de 2011

Panacotta de Gorgonzola


Después de unos días intensos con traslados, reuniones familiares y comilonas interminables, ya estoy de vuelta.Y la verdad es que hasta ayer no he pisado para nada la cocina. Pero ya me he puesto otra vez el chip culinario, porque está noche vienen los Reyes Magos y mañana la fiesta la organizamos nosotros. Como es tradición desde hace unos años, nosotros somos los encargados de preparar y deleitar a nuestros invitados con un menú muy típico en estas fechas. Los auténticos canelones de carne. Sé que es más común en Catalunya comerlos el día de Sant Esteve, pero nosotros los hemos trasladado al día de Reyes.
Y en esta ocasión yo hago de pinche de cocina de Marc. Él es el encargado de comprar los ingredientes, y hacer la receta al completo. Yo sólo le doy el toque final enrollándolos y colocándolos en las bandejas. Hasta la bechamenl la hace él. Y tengo que decir que quedan extraordinarios. Espero en unos días y con su permiso, poneros la receta.

Hoy os dejo uno de los aperitivos que he preparado para mañana. Muy fácil de hacer y buenísimo si os gusta el queso intenso. Tiene una textura suave y un sabor amplio en boca.
Que disfrutéis de esta noche mágica y que los Reyes Magos os traigan muchas cosas.

Panacotta de Gorgonzola:

Ingredientes:
600 ml de crema de leche.(Nata líquida para cocinar).
150gr de queso Gorgonzola.
2 hojas de gelatina.
2 peras.
50 gr de nueces.
2 cucharadas de zumo de limón.

Preparación:

Ponemos las hojas de gelatina en un bol con agua fría. Las dejamos en remojo unos 5 minutos.
En un cazo ponemos a calentar la crema de leche y el queso Gorgonzola en pequeños trozos y lo dejamos hasta que el queso se haya derretido. Retiramos del fuego.

Secamos el exceso de agua de las hojas de gelatina y las introducimos en el cazo con la crema y el queso y removemos hasta que se hayan deshecho. Dejamos reposar unos 5 minutos y procedemos a rellenar nuestros moldes o tarros con la crema final. Dejamos en la nevera un mínimo de 2 horas.

15 minutos antes  de servir, sacamos los tarros de la nevera y colocamos en el top una lámina de pera, unos pequeños trozos de Gorgonzola y unas cuantas nueces. Se riega con un chorrito de zumo de limón.
Ya está listo para servir.

Espero que os anime a probarlo.
Ingrid